Limpieza profunda de la vajilla

Martes, 14 Octubre   

Un truco bastante sencillo para comenzar, es colocar en el fondo de la pileta en donde lavaremos nuestros platos, vasos y diferentes utensilios de cocina, un trapo de piso o algún otro pedazo de tela. Esto ayudará a evitar que algunos de los objetos que limpiemos se rompa si choca contra el fondo.

Luego, procederemos a llenar la pileta con agua caliente a la que añadiremos un chorro de detergente y una cucharada de bicarbonato. De esta manera logrearemos desengrasar a fondo la vajilla.

A continuación, sumergimos los objetos que vamos a limpiar. Dejamos reposar unos minutos y luego procedemos a lavarlos y enjuagarlos con el agua lo más caliente posible.

El mejor lugar para que se sequen es sobre un escurridor. El repasador no es una buena opción para este momento, pero si no podemos evitar su uso, trataremos de que sea uno bien limpio.