Limpia tu Casa de Agentes Contaminantes

Miércoles, 24 Septiembre   

Intentaremos hacer una descripción breve de algunos de los elementos que componen una casa que pueden suponer un problema para la salud. Los barnices de los muebles, es aconsejable comprar muebles cuyo barniz sea ecológico, porque éstos no contienen una sustancia muy tóxica llamada formaldehído, que puede provocar alergias o irritaciones en la piel. Las alfombras y moquetas no son nada aconsejables para decorar nuestros suelos, mucho mejor la madera o el mármol. Las moquetas son capaces de almacenar millones de microorganismos que pueden atacar nuestro aparato respiratorio, igual que las alfombras. Si queremos tenerlas a pesar de todo, es necesario limpiarlas con aspiradores especiales que son capaces de arrancar además del polvo almacenado toda clase de organismos que vivan en ellas.

La pintura de las paredes debería ser ecológica, de esta forma evitaremos que se desprendan gases que provocan alergias. Los pequeños electrodomésticos que todos tenemos en la cocina, es mejor utilizarlos el menor tiempo posible, ya que éstos crean un campo electromagnético a su alrededor que puede ser perjudicial para la salud. Mucho cuidado con el horno microondas, ya que éste puede tener alguna fuga y no es recomendable estar cerca cuando está en funcionamiento.
Los productos químicos que utilizamos para limpiar el baño o los cristales son mayoritariamente perjudiciales para la salud, pudiendo incluso producir vómitos o mareos. Hay productos naturales que todos tenemos en casa y que pueden sustituir eficazmente a esas sustancias. Por ejemplo, para blanquear la colada podemos utilizar bicarbonato de sosa. Los cristales pueden limpiarse con alcohol. Y para limpiar el inodoro el vinagre caliente resulta muy desinfectante y no contamina absolutamente nada.

Las ondas electromagnéticas que emiten por ejemplo los relojes despertadores o cualquier aparato conectado a la electricidad que esté cerca de la cama puede afectarnos a la hora de dormir con tranquilidad. En este caso hay que desconectarlos cuando vayamos a acostarnos o separarlos de la cama a una distancia de dos metros más o menos. Algunos estudiosos del tema recomiendan que para descansar mejor cuando nos acostamos lo ideal es colocar la cabecera de la cama orientada hacia el Norte.

Los aromas artificiales que utilizamos para ambientar la casa acostumbran a contener sustancias que pueden ser tóxicas. Lo mejor es tener plantas o flores naturales que a la vez que perfuman el ambiente pueden absorber parte de las sustancias tóxicas que hay en el aire. El polvo que se acumula en los muebles o en los libros, debe limpiarse con un paño humedecido con agua. Por el suelo y las alfombras es conveniente pasar el aspirador a diario.