La Limpieza en Manos de una Profesional

Miércoles, 24 Septiembre   

La limpieza se debe de realizar cuando la piel lo necesite. Unas pieles se ensucian más que otras, por ejemplo las pieles grasas suelen necesitarlas más a menudo. En primer lugar se realiza un diagnóstico de la piel y de sus necesidades. A continuación se eligen los productos limpiadores, la loción, la emulsión final y la crema de masaje específicos para cada piel y se toman las precauciones adecuadas en casos de pieles reactivas, sensibles y fotoenvejecidas.

Posteriormente se desmaquilla, se aplica una loción tónica para regular el pH de la piel y se aplica vapor para reblandecer la grasa y la queratina de los poros, de este modo se facilita la extracción de los comedones sin dañarla. Además, el vapor produce una leve vasodilatación, beneficiosa para la absorción de los principios activos que se apliquen durante el tratamiento.

Luego se procede a la extracción manual de los comedones o puntos negros, sólo de las zonas donde están presentes y se realiza un masaje relajante en el rostro con productos específicos según el tipo y estado de la dermis en ese momento. Seguidamente se aplica una máscara facial con propiedades calmantes, anti-inflamatorias y bactericidas. Y para concluir se aplica un producto para hidratar y proteger la piel.

Este tratamiento, que se puede realizar a cualquier edad, desde los 13 años en adelante, está indicado tanto para mujeres como para hombres.


Tags: