El Perc y el Cáncer

Miércoles, 24 Septiembre   

El potencial carcinógeno del perc ha sido objeto de extensos estudios. En investigaciones de laboratorio con ratas y ratones, el perc ha causado cáncer en los casos en que el animal ha ingerido o inhalado la substancia. También hay pruebas, obtenidas por varios estudios entre trabajadores de lavanderías y tintorerías, que sugieren una asociación de causa y efecto entre la exposición al perc y el aumento del riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer.

Igual que con todo efecto sobre la salud, el potencial de aumento de riesgo depende de varios factores, incluso la intensidad, la frecuencia y la duración de la exposición. La forma en la que ocurre la exposición también es importante, así como el estado de salud general de la persona, su edad, estilo de vida y características hereditarias.

En 1995, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (en inglés, IARC) reunió a un grupo de expertos de prestigio internacional, quienes llegaron a la conclusión de que “probablemente el perc cause cáncer en el ser humano”, basados en limitada evidencia de carconogenia en seres humanos y en suficiente evidencia en animales.

Para entender mejor los riesgos asociados con el uso del perc, por conducto del Sistema Integrado de Información sobre Riesgos (IRIS), la Agencia realizará una evaluación completa y a fondo del perc. IRIS es la base de datos electrónicos de la EPA en el internet que contiene resúmenes de evaluaciones de riesgos para la salud e información reglamentaria sobre substancias químicas específicas, la cual fue creada para ofrecer información uniforme sobre riesgos para ayudar la toma de decisiones por parte de la EPA. La evaluación será sometida a arbitraje editorial, y los datos y las conclusiones estarán a disposición en 1999 o en el 2000.